Nuestro sueño hecho realidad

He estado mucho tiempo pensando en si escribir o no este post, pero finalmente me he lanzado y he pensado, porque no? Si puedo ayudar a más mamis en mi situación será un orgullo para mí.

No es de algo que suela hablar a no ser que me pregunten expresamente porque fue una época tan difícil que mi mente es como si no la quisiera recordar y sólo recuerda a partir del embarazo en adelante. Es decir, toda la parte buena.

Os pongo un poco en antecedentes. Mi pareja y yo llevábamos prácticamente 5 años en busca de un bebé. Error. Si quieres ser madre y al primer año de intentos no te quedas embarazada, PON MEDIOS,  ves a médicos y empezar a hacer las pruebas pertinentes. Es lo que me aconsejaron los médicos en su día. Nosotros, decíamos no hay prisa, no hay prisa, ya vendrá…pero no venía y cada mes te sentías que habías fracasado. Con los años la “no prisa” se convirtió en agobios y discusiones. En mi caso, No sólo me sentía mal sino que rechazaba a mi pareja de forma casi  como instinto animal. Lo pagaba con él sin motivo, por lo tanto me alejaba.

En nuestro caso, he de puntualizar, que tanto él como yo nos habían diagnosticado como una causa de infertilidad “desconocida”. Eso queridas amigas, os digo que es peor que si os dicen directamente la causa. Empezamos un proceso duro de pruebas, medicamentos y 4 IA (Inseminación Artificial) hasta llegar finalmente a la reproducción asistida, FIV: Nuestra salvación. He de decir que nosotros fuimos por privado ya que la Seguridad Social había una lista de espera de casi 2 años y ya no podíamos esperar más. Nuestra relación de pareja peligraba cada vez más. Eso si , en caso de que decidas hacerlo por privado ves al mejor hospital o centro recomendado de tu zona. Los precios pueden variar bastante pero tú tranquilidad , la profesionalidad , la buena reputación de ese centro y la atención bien vale la pena. Hace 4 años el precio oscilaba entre los 4000 y 6000€ si no recuerdo mal.

Os puedo confirmar que no hay dinero que pague el sufrimiento que llegamos a pasar y que volvería a pagar el doble si hiciera falta, por no pasar por la agonía que pasamos.

Por eso, cuando muchas personas me dicen es que llevo 3 meses y no me quedo embarazada, las miro y les digo PACIENCIA, yo estuve 5 años.  A veces es coser y cantar pero en otros muchos casos ha de pasar mínimo un año, a partir de ahí, es cuando has de empezar a actuar , no antes. Quiero mandar un mensaje con este post a todas aquellas futuras mamis que estéis buscando vuestro retoño: no perdáis la calma ni la esperanza, no agobiéis a la pareja ni la culpéis, disfrutad de la búsqueda y por favor, no vayáis cada tres días a la farmacia a por un test de embarazo, los farmacéuticos hacen el agosto con tanta “futura mami” impaciente. Ante todo, KEEP CALM and RELAX.

Ahora miro hacia atrás y pienso, porqué esperamos tanto? porque no hicimos la FIV directamente? Claro, pero había que hacer todo el protocolo antes de la FIV para agotar todas las posibilidades. Pero esas posibles posibilidades agotaron mi paciencia y me derrumbé muchas veces. Suerte, que soy de las que  piensa , tantas veces te caes tantas veces te levantas y ese lema me ha servido siempre para todos los aspectos a lo largo de mi vida.

Por suerte, sólo tuvimos que hacer una FIV y salió tan , pero tan bien como podéis ver en la Foto 😍 Victor y Elsa se quedaron con nosotros para formar lo que actualmente somos, una gran Familia, Mi Familia.

¿Queréis saber cómo continúa la historia ?

¿Como fue mi embarazo y parto?

Espero vuestros comentarios o dudas.

Gracias por leerme 😘